Seguidores

9.10.11

Tu opinión: 

No puedo negar que estando con vos no me faltaba nada, que estaba mejor, que era feliz. Tampoco puedo decir que a vos no te pasaba lo mismo, te gustaba tenerme con vos, que te acompañe, que te quisiera. Pero, como todos sabemos, no conocemos ni siquiera nuestro propio destino. Es cambiante, pero bastante preciso: cuando él dice "fin", el mismo se presenta en breves. El destino no se equivoca, sabe lo que quiere, y te desgrarra el alma con tal de cumplir con su propósito. Si lo hace para bien, nadie lo sabe. Que te abre caminos nuevos, es cierto. Pero nunca, jamás, podremos ver al destino fracasando, malguiándonos, corriendo tras una dirección errónea, que puede florecer en un futuro, y marchitar para siempre, por completo, nuestras vidas. Al destino hay que aceptarlo, a fin de cuentas, es nuestra única guía asegurada en este largo camino que no quiere más que un poco de felicidad.

1 comentario:

Mica Ela dijo...

Muy linda tu entrada y pensamiento. Me alegro por ser la primera en comentar.
Por cierto, gracias por seguirme, pero aún más por tu comentario. Seguir se puede seguir a cualquiera, pero un comentario es una muestra de identificación y es lo que más me gusta, que se sientan identificados con mis textos.
Gracias y suerte, Micaela.