Seguidores

13.10.11

Tu opinión: 
-¿Qué te ocurre?
+Estar sola no es casualidad y yo lo estoy, ¿Qué puede ocurrirme? Le temo a la soledad, simplemente no quiero estar sola.
-Eres tan joven, ¡Te queda tanto por recorrer! Y que digas estas cosas a tu edad, no tiene sentido...
+En fin, no me importa mi edad. Vivo cada momento siendo lo más intensamente feliz, pero aun así creo que me falta algo. Alguien para darle todo mi amor, toda mi confianza. Alguien con quien compartir lindas tardes, momentos especiales o fuertes abrazos. Necesito compañía.
-Ya te he dicho que no esperes nada de nadie…
+Es que eso fue lo que hice. Yo no esperaba que él estuviera pendiente de mí las 24 horas, tampoco esperaba que me diera todos los gustos o cumpliera mis caprichos, que me diera regalos, o besos cuando no sintiera ganas. Ni siquiera esperaba que me hiciera feliz.
-¿Qué dices?
+Claro, yo sólo esperaba cosas de mí misma. Esperaba hacerlo feliz, aunque yo no lo fuera, aunque llegó el momento en que también lo fui y como con nadie.
-Me sorprendes.
+Para mí no es ninguna sorpresa. Esto me sucedió en una sola oportunidad y fue cuando amé verdaderamente a una persona.
-Entiendo... No quisiera ser extrovertida, pero me gustaría saber en qué momento sentiste tanto amor.
+Ahora. 


No hay comentarios: