Seguidores

1.10.11

Tu opinión: 
Las verdades duelen, pero es así lo que te importa, lo que quieres. Duele perderlo. Pero yo pienso que es culpa de nosotros, por dejar que llegue el límite de las cosas. Por no poner un punto y final a lo que no tiene futuro. Por crearnos y dejar que nos creen ilusiones donde no las hay. Por enamorarnos fácilmente. Por no querer ver algo que realmente es imposible. Por engañarnos a nosotros mismos y decir que esa persona nos ha hecho daño por un motivo razonable, por miedo a perderla. Así una y otra vez, ¿Y cuántas veces más? ¿Cuántas? No lo sabemos. La persona que te quiere, no te hace daño. Si duda en que si te quiere o no, si te ama o no, realmente no te quiere de verdad. Duele decirlo, pero es así. No siente tanto como dice sentir, pero no puedes hacer nada. La razón nunca iguala al corazón, cuando se siente dejamos pasar muchísimas cosas, no somos nosotros. Y seguiremos mintiéndonos a nosotros mismos, porque queremos seguir a su lado o intentar estar a su lado hasta conseguirlo. Porque nunca nos rendimos. Y al final ver que has estado luchando contra nada, duele muchísimo. Te hace demasiado daño saber que tú si lo querías, que te ha marcado y que esa herida que el ahora ha creado no se irá fácilmente. Porque sabes cuánto lo amas. Pero él no se da cuenta, él no se entera de nada. Él dice que lo sabe, que sabe todo lo que sientes y que él siente muchísimo también. Pero si supiera todo estoy segura que no te estaría dejando ir. Y te estas volviendo loca, tienes un cúmulo de cosas en la cabeza. Porque no solo tu vida es él. Te estas volviendo loca de rabia, de impotencia, de orgullo… Ahora mismo no oiría de tu boca ni un “te quiero”, aunque sea lo mínimo que sientes. Pero él tiene que saber que lo haces por no llorar. Porque no sale de tu cabeza, y quieres que deje de hacerte daño ya. Porque piensas en él todos los días, pero no es nada nuevo. Porque piensas cada día porqué eres tan tonta, porqué te haces la tonta. Porqué no quieres como lo quieres, como lo amas a él a otras personas que sí se lo merecen. Pero es difícil de explicar porque solo él sabe hacer que te sientas así, sólo él. Ahora te toca ser orgullosa, pero realmente el orgullo no gana al corazón. Le estas demostrando y le desmotarás que para ti él ya no es nada, que te da igual. Aunque te mueras por hablarle, por decirle todo, por quedar con él para verse, para abrazarlo, para mirarlo, para darle un beso, para que te haga sonreír de esa manera que hace tanto que no sonríes, para que sin hacer nada haga de ese día algo más especial. Sólo porque esta él, sólo por eso.


No hay comentarios: