Seguidores

13.12.11

Tu opinión: 

Hoy no voy a derramar mi llanto en ningún sitio, ni tampoco voy a tomar una larga siesta para esquivar mis pensamientos. Todo eso ya no tiene sentido, no hay razones para hacerlo. Quiero pensarte durante un día entero, quiero recordarte vital y risueño como te fuiste, quiero volver a sentir el artificio de mis recuerdos, quiero ver a mi memoria en acción. No tiene lógica evadirte, lo digo con plena seguridad porque sé que con solo un obrar transformás mi alma, me llenás de fuerza y me das energía para seguir de pie y poder saltar una vez la barrera hasta encontrarte. Cada acto que deriva de tu esencia, se vuelve para mí la más especial de las hazañas y te garantizo que por más limitado que sea el encuentro, lo disfruto como si te extinguieses luego y ya no pudieras agraciarme nuevamente. No hay placer más anhelante que el de hallarte en mi memoria. 

No hay comentarios: