Seguidores

5.1.12

Nada es tan grande como el primer amor.

Tu opinión: 
 Hay cosas que jamás voy a olvidar. Y no hablo sólo de momentos, sino también de los sentimientos recibidos o brindados a lo largo del tiempo. El amor recibido durante la infancia, eso nunca podría borrarse. Nuestros primeros amigos, nuestros primeros juegos, los primeros años de nuestras vidas. Tampoco nuestro primer amor, porque ninguno es más grande que él. ¿Cómo no recordar la primera vez que estuvimos nerviosos por alguien?, ¿Cómo olvidar la primera vez que amamos realmente? Quizás también recordemos amores anteriores, a los cuáles definíamos de la misma manera, hasta que llegó este y nos dimos cuenta de que era distinto, ¿Verdad? El primer amor es ese que nos dibuja una sonrisa en la cara de solo pensarlo. Es aquel que nos trae a la mente algunos de los mejores momentos de nuestras vidas al nombrarlo. Es el mismo que cuando nos dicen la palabra amor, se presenta delante nuestro. Es inolvidable. 
El primer amor es todo lo que buscamos tener al final del camino. Más que un amor, es una meta. Puede darnos todo lo que queramos y también, quitarnos. Nos acompaña a cada segundo, nunca se va. Está en un rincón del corazón, y renace en soledad, llenándonos el alma. Es una ilusión permanente.
El primer amor es también el último, siempre volvemos a él.

No hay comentarios: