Seguidores

4.2.12

Tu opinión: 
Sé que cuesta, pero un día pude lograrlo. Ya no esperaba nada de él, no deseaba tenerlo conmigo, ni pretendía verlo caminar por la calle. Seguía amándolo, más a cada momento, pero me hallaba exenta de ilusiones. Entonces llegó lo que ya no esperaba: volvió a mí. Fue un hecho tan inesperado que provocó que volviera a esperar cosas de él, a ilusionarme y a decepcionarme. Entendí entonces que nuestra cabeza puede encargarse de las decisiones que tomemos, de nuestras metas y de todo lo que nos propongamos hacer, pero nuestro corazón es más fuerte y nos impulsa a actuar de un modo preceptivo. A pesar de que nuestra mente insinúe haberse acostumbrado a esas grandes faltas, los sentimientos afloran nuevamente y ahí está la verdad. En ellos lo encontramos todo, por eso yo te reencontré para volver a perder.

2 comentarios:

Alex dijo...

Lindas palabras..:O

Melanie: dijo...

Hola! :) Te felicito por tu blog, muy lindo. Te sigo, espero que lo hagas vos también. Un besito.

[ http://locaporvolveerloaver.blogspot.com/ ]